Juan Pablo Uhrich, nos comparte los mejores consejos para poder tener una sesión de fotos espectacular.

 

EXPRESIONES Y POSADOS

Es viable que en algún momento hayas puesto caras en oposición al espejo, cara feliz, triste, atrayente, asombrada, enamorada. Para cuestiones de ensayo, el espejo se transforma en el más destacable aliado de una modelo, con la virtud de que todos poseemos uno al alcance. Si jamás has utilizado el espejo para comprender tus talentos interpretativas, este es el más destacable instante para comenzar a ensayar las expresiones con las que te agradaría manifestarse en tus imágenes.

Lo mismo sucede con las poses, ensaya en oposición al espejo las poses que hayas visto en algún momento y que más te gusten. Podes guiarte viendo algunas revistas o listados de ropa en los que aparezcan modelos, o echar una mirada a páginas popular en Internet.

 

MANICURA Y PEDICURA

Las uñas de las manos han de estar bien arregladas, además las de los pies si por el tipo de sesión éstas tienen la posibilidad de manifestarse en las fotografías. No es requisito que te hagas una manicura y pedicura muy complicadas, bastará con un esmalte de uñas transparente o una manicura francesa.   

 

¿COMER O NO COMER ANTES DE LA SESIÓN DE FOTOS?

Juan Pablo Uhrich recomienda que si. Aunque equilibradamente, es preferible que la modelo acuda a la sesión de imágenes habiendo comido. No tiene que ver con que te des un atracón media hora antes de comenzar a posar, pero una comida rápida y una bebida sin gas, va a impedir que te ruja el estómago a lo largo de el lapso de la sesión.  

 

PUNTUALIDAD

Cuando se ha planificado una cita para hacer una sesión de fotos es considerable que seamos puntuales. Si la sesión se va a hacer en exteriores,  Juan Pablo Uhrich nos informa que es mejor inclusive si llegamos 15 o 20 minutos antes, esto nos permitirá irnos familiarizando con el sitio en el que nos harán las fotografías.   

Llamar antes de la hora para anular una sesión, sin un fundamento de peso para llevarlo a cabo, o llegar tarde a ésta, son reacciones que pondrían muy en duda la responsabilidad de una modelo.

 

EL MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA

Si la sesión de imágenes tiene dentro maquilladora y peluquera, ahorrará un largo tiempo que la modelo acuda a la misma sin nada de maquillaje y con el pelo lavado y seco.   

En la situación de que seas vos misma quien se va a maquillar, además conviene que lo hagas en el sitio en el que se vaya a hacer la sesión, así vas a evitar que el maquillaje logre llegar deteriorado y que aparezcan brillos a causa del sudor, es considerable usar una base mate para no conseguir brillo en la cara de la modelo.

La luz se produce de todas formas con las luces y se refleja en la foto, el cual crea mal aspecto.

Consejo para maquillaje en una sesión fotográfica.   

Por lo general el peinado es más versátil que el maquillaje, por lo cual en la mayor parte de las situaciones tendrás la posibilidad de seleccionar entre asistir a la sesión con el pelo ya arreglado, o arreglártelo in situ.

 

NOTA: si tenes el pelo teñido (salvo que se haya puesto popular y sea lo que buscas), en ningún caso te hagas una sesión de imágenes si la raíz del pelo comenzó a asomar. En más grande o menor medida va a existir contraste entre el pelo teñido y el que comenzó a salirte con su color natural, y esto se ve muy mal en las fotografías.   

 

LA ROPA

Si la tela de la ropa que vas a utilizar no es arrugona, y la distancia entre donde te vestis a donde será la sesión de imágenes no es muy extendida, puedes ir sin inconveniente ya vestida con la ropa con la que deseas salir en las fotos; y llevar el resto de las mudas que vayas a utilizar en perchas. Pero frente la más mínima oportunidad de que la ropa logre arrugarse, mancharse o llenarse de pelusas si la llevas puesta; lo verdaderamente aconsejable es que la transportes en perchas de manera directa, dentro de fundas protectoras para ropa, y que te cambies una vez llegues al lugar.  

 

LOS NERVIOS

A unas personas más que a otras, les cuesta un poquito soltarse al inicio frente la cámara, bien sea por timidez, o bien porque sencillamente no están familiarizados a posar para un fotógrafo.   No te impacientes si ves que te cuesta un poco al inicio, es completamente habitual. Ademas, si el fotógrafo es profesional, éste te va a transmitir seguridad y va a ver como parte de su trabajo el hacer una atmósfera donde te consigas sentir confortable.