La industria del modelaje y la moda es muy amplia y competitiva que requiere conocimientos de como se maneja el negocio, para eso, Juan Pablo Uhrich nos informa el paso a paso para comenzar a forjar una carrera exitosa como modelo.

 

No firmes contratos de consentimiento sin consultarlo con tu agente.

Un cliente podría pedirte firmar documentos o afirmaciones de consentimiento.

Antes de firmar, tené en cuenta de pedir una copia para enviarsela con tu agente. No tenes que firmar ningún contrato que le otorgue a un fotógrafo o cliente más poder sobre tus acciones o imágenes que las que debería tener.

Un óptimo agente debe tener cualidades óptimas y un desempeño intachable.

De igual modo, no firmes un contrato con una agencia a menos que los dos sean lícitos.

Si no estás seguro de la legalidad del contracto, pídele a un abogado o modelo experimentado que lo lea esa persona debe guiarte en las cuestiones legales de algún contrato   

 

Sé veraz en el momento de ofrecer tus medidas.

No digas que eres más angosto de lo que eres, solo para poder obtener una oportunidad.

Cuando obtengas el trabajo, el estilista va a tener inconvenientes poniéndote la ropa y la realidad saldrá a la luz.

Podrías perder futuros contrato si se corre la voz y ¡Al final podrías quedarte sin carrera!  

 

Sé profesional, educado y cortés.

Ten en cuenta que, más allá de que no vas a trabajar en una oficina, deberás ser profesional.

Tal y como lo es Juan Pablo Uhrich, tratá con respeto a quienes trabajen contigo, porque jamás se conoce qué contacto podrían tener o qué tipo de sugerencia podrían ofrecerte.

Jamás mires a nadie con desprecio.

Por más que seas modelo, no vas a tener derecho a ser altanero, fingido o presumido.

Siempre sé puntual en algún cita o sesión de fotos. Si llegas tarde o eres maleducado, tu valoración podría perseguirte y nadie va a querer trabajar contigo.

Sé ordenado. Los modelos acostumbran recibir trabajos a último minuto y tienen días muy ocupados.

Si deseas vencer, deberás estar informado de todo. Un planificador día por día podría servirte mucho.

Lleva a cabo relaciones profesionales y educadas con los fotógrafos. Si ayudas al fotógrafo a verse bien, él o ella te van a ayudar a verte bien. Todos van ganando, por eso ten en cuenta de tratarle con respeto.   

 

Toma la carrera de modelaje como un trabajo enserio.

Para Juan Pablo Uhrich quienes no toman el modelaje seriamente tienen escasas posibilidades de tener triunfo. Esta industria es más complicada de lo que aparenta y hay bastante trabajo detrás de todo el esplendor y el encanto de los desfiles popular. El modelaje es un trabajo de tiempo completo que necesita de recurrente atención.

Si te descuidas una semana, tu carrera puede llegar a su fin.

Tené presente que el modelaje solo tiene una pequeña ventana de ocasión, y aunque te tomes un descanso corto, podrías no poder volver jamás.

Los modelos tienden a ser activos laboralmente solo por un tiempo con límite. Si te volves popular dentro del campo, podrías prolongar tu carrera.

 

Asegura si va a existir o no un maquillador profesional persistente.

En oportunidades se te pedirá llevar algunos artículos (por ejemplo, base de maquillaje) y si no han contratado un maquillador, deberás prepararte para la oportunidad.

Te sugerimos tener un kit de maquillaje de emergencia para que te maquilles si es requisito, aunque ya haya un maquillador presente   

 

Revela tu imaginación en el trabajo.

Los fotógrafos te van a querer ver realizando distintas poses con diferentes complementos y fondos.

La versatilidad es clave, por eso encanta a la cámara e interactúa con el planeta a tu alrededor. Escucha las sugerencias del fotógrafo, pero no temas evaluar tus propias poses o actitud.

De igual modo, los coordinadores de la pasarela van a querer que coloques tu sello de actitud a tu forma de caminar o que proyectes una emoción muy específica.